AZUL

como el cielo de verano, oh sí

ROJO

como la sangre de un gladiador herido, sé un regalo para los dioses

VERDE

como la hierva que nace en las praderas del norte zuizo, suave y mullida